Parestesia

Parestesia: ¿Qué es? Causas y tratamiento

La Parestesia es un trastorno de la sensibilidad que origina efectos de adormecimiento, cosquilleo, quemazón interior, entre otros, pudiendo surgir de manera general en alguna de las extremidades, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Esta sensación anormal suele aparece en el cuerpo como resultado de la compresión o irritación originada en los nervios, pudiendo ser mecánica, como ocurre cuando se tiene un nervio pinzado, o por la aparición de una condición médica, lesión o enfermedad.

Con la finalidad de conocer si se está sufriendo de este mal y para generar una mejora en sus síntomas, es recomendable visitar a un especialista médico como un neurólogo.

¿Qué es la parestesia?

La parestesia se conoce como el entumecimiento o cosquilleos que se origina como un trastorno de la sensibilidad que suele aparecer en las extremidades, originando diversas sensaciones anormales sin la realización de un estímulo previo, como por ejemplo, hormigueo o adormecimiento.

Estas sensaciones pueden surgir en cualquier parte del cuerpo, siendo las más habituales en los brazos, manos, dedos, piernas y pies, por lo que en un gran número de oportunidad las parestesias duran pocos segundos o minutos.

Siendo considerado como una alteración transitoria o temporal, aunque existen enfermedades que proporcionan una extensión superior de tiempo, como por ejemplo cuando existe la esclerosis múltiple.

Cuando las parestesias duran por más tiempo y son más frecuentes, se debe tener un cuidado superior. Además es recomendable asistir a un especialista ya que puede existir alguna enfermedad que requiera tratamiento médico.

¿Por qué ocurre la Parestesia temporal?

La parestesia es un malestar temporal que surge como resultado de haber acumulado cierto grado de presión sobre un nervio o grupo de nervios. Es decir cuando se conserva una postura específica por mucho tiempo, como las piernas cruzadas.

Puede aparecer en aquellos momentos en que dormimos sobre una de las extremidades. Esto es debido a que las parestesias temporales suelen surgir como resultado de malas posturas o por actividades que originan una presión que duran por más tiempo sobre un nervio o más de uno.

Este tipo de episodios no generan mucha preocupación, ya que son bastante específicos.

¿Cuáles son las causas que originan la Parestesia crónica o patológica?

Otro de los tipos de parestesia, más graves, es la parestesia crónica o patológica. Entre sus posibles causas encontramos:

  • Alteraciones en el sistema nervioso.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Diabetes tipo 1 y 2.
  • Fallos en los nervios periféricos (por ejemplo: túnel carpiano).
  • Alcoholismo.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de otras drogas.
  • Accidentes, golpes o caídas.

¿Cuál es su tratamiento?

Con la finalidad de recomendar el tratamiento que se adecue al problema que se presente, se debe visitar a un médico especialista que identificará el trastorno que origina la parestesia y podrá prescribir el tratamiento para tratarlo o disminuirlo. También se puede acudir a un quiropráctico profesional que trate este trastorno.

Si el hormigueo se origina como resultado de una patología, es esencial conservarla bajo control para frenar la parestesia. También se debe evitar que empeore. Entre los casos más comunes se encuentran:

  • Si se origina por diabetes, se requiere conservar el equilibrio del nivel de azúcar en sangre con colaboración médica.
  • Consecuencia de una esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular, es esencial la realización de un control médico y tratamiento de la afección.
  • Si el síntoma se origina como resultado del síndrome del túnel carpiano, se deberá utilizar una férula o intervenir quirúrgicamente.
  • También existen algunos casos en los que se requiere la realización de ejercicios de fisioterapia para mejorar la fuerza del área afectada o la capacidad de movilizarla.

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies