Qué es la diabetes y cuál es su tratamiento

Qué es la diabetes

Qué es la diabetes y cuál es su tratamiento

Qué es la diabetes

La diabetes es una patología crónica muy frecuente en nuestra sociedad. Esta enfermedad se presenta los niveles de glucosa en la sangre que está circulando por el organismo humano es más alto de los valores normales, es lo que se conoce como hiperglucemia.. Esta circunstancia es lo que se conoce comúnmente por “tener azúcar en la sangre“. En realidad siempre tener “azúcar en la sangre” ya que la glucosa que se obtiene de los alimento ingeridos es la principal fuente de energía del cuerpo humano.

Para regular los niveles de glucosa en sangre nuestro cuerpo utiliza una hormona llamada insulina que es producida por el páncreas. Para explicarlo de una forma sencilla la hormona se encarga de que la glucosa pase del torrente sanguíneo a las células de los tejidos donde es utilizada como energía para mantener activas todas las funciones de dichas células.

Si el páncreas no produce insulina, o la produce de forma insuficiente o es una insulina deficiente, entonces la glucosa se queda en la sangre, no pasa a las células y es cuando hablamos de diabetes. Esto tiene consecuencias negativas para el organismo como nos podemos imaginar fácilmente. Hay pacientes que se refieren a la diabetes como “un toque de azúcar” o “límite de diabetes” y aunque pueda parecer que no se tiene la enfermedad no es así y se debe considera que todos los casos de la diabetes son importante.

Hay dos tipo de diabetes que vamos a describir a continuación: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

Diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1 , el páncreas no produce la hormona insulina. Una causa es que el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que producen la hormona, aunque se considera que pueda tener una causa desconocida. En el caso de tener un origen autoinmune entonces puede debutar la enfermedad después de una infección u otra enfermedad que haya activado los glóbulo blancos que después atacarán a las células del páncreas.

Este tipo de diabetes tipo 1 se suele dar en niños y adultos jóvenes, pero se debe tener en cuenta que puede aparecer en cualquier momento de la vida. Los pacientes que tiene la diabetes tipo 1 deben tomar insulina todos los días de su vida para mantener su salud y no tener complicaciones. No es necesario haber tenido antecedentes familiares para tener diabetes tipo 1.

Diabetes tipo 2

En el caso de la diabetes tipo 2 , el organismo o  no produce insulina o no la usa de forma correcta. El tipo 2 puede darse en cualquier momento de la vida, infancia o edad adulta aunque es más frecuente en personas de mediana edad y mayores. Este es el tipo más común de diabetes y suele tener antecedentes genéticos en otros miembros de la familia.

La causa de la diabetes tipo 2 puede ser debida a una combinación de factores genéticos y factores ambientales. Se estima que un 58%  de los casos de diabetes tipo 2 podrían retrasarse o prevenirse si el paciente lleva un estilo de vida saludable.

Síntomas de la diabetes

Los síntomas de la diabetes dependen del tipo de la misma, así en el caso de la diabetes tipo 1, suelen ser signos repentinos e incluso con riesgo para la vida del paciente, por ello se diagnostica con rapidez. En la diabetes tipo 2, los pacientes no suelen tener síntomas llamativos o los que tengan pasar desapercibidos y ser interpretados como parte del proceso de envejecimiento normal. Por ello cuando ya los síntomas empiezan a hacerse más evidente en la diabetes tipo 2 suele haber complicaciones derivadas de la patología.

Algunos de los síntomas en la diabetes son: ,

  • Estado de ánimo  y sentidosestar cansado y con sueño, tener cambios de humor, dolores de cabeza habituales o sensación de mareo, visión borrosa.
  • Síntomas relacionados con la alimentaciónsensación de sed muy frecuente, tener siempre apetito, pérdida de peso sin motivo aparente (diabetes tipo 1) o aumento gradual de peso y obesidad ( diabetes tipo 2).
  • Otros síntomas: se orina  con más frecuencia, los cortes y pequeñas heridas tardan más en curarse, infecciones en la piel, sensación de picor y calambres en las piernas

Todos estos síntomas de la diabetes se producen porque una parte o toda la glucosa sigue en la sangre y no pasa a las células para ser utilizada para obtener energía. El organismo humano reacciona a estos niveles altos glucosa en sangre intentando eliminarla por a través de la orina, de ahí el aumento de frecuencia en la micción, pero esto altos niveles de glucosa son un motivo para la infección por hongos que causa aftas.

Cómo se realiza el diagnóstico de la diabetes

El diagnóstico de diabetes en un paciente puede hacerse tres formas siempre mediante la toma de una pequeña muestra de sangre mediante un pinchazo en un dedo que nos da los valores de la glucemia, los valores de referencia para diagnosticar una diabetes son los siguientes:

Diagnóstico de la diabetes por niveles de glucemia
Momento de la toma del valor Valor
En cualquier momento del día al azar >= 200 mg/dl
En ayunas de al menos 8 horas >=126 mg/dl
A las 2 horas de una sobrecarga oral de glucosa (Normas OMS) >= 200 mg/dl

El diagnóstico se realiza si se cumple cualquier de estos puntos pero es recomendable confirmarlos con varias repeticiones.

Tratamiento de la diabetes

A continuación se explican los tratamientos habituales para ambos tipos de diabetes: insulina, medicamentos orales , dieta y ejercicio. El objetivo es el mismo, mantener los niveles de glucosa en sangre en los límites normales.

Tratamiento con insulina

El tratamiento para los pacientes con diabetes tipo 1 es la administración de insulina dado que el páncreas no secreta la hormona. También se administra en pacientes con diabetes tipo 2 si a pesar de la dieta, el ejercicio físico y los medicamentos orales no se consigue normalizar los niveles glucémicos.

Esta administración de insulina se realiza mediantes una inyección en la grasa subcutánea ya que si se tomase por vía oral sería destruida en el estómago antes de llegar a la sangre. La dosis de insulina necesaria es variable ya que puede depender de las comidas que se realicen y los alimentos que se tomen en ella así como de la actividad física. Una persona que lleve una dieta regular y realice el mismo tiempo de ejercicio diario tendrá pocas variaciones, sin embargo si se producen cambios en estos factores entonces es necesario ajustar la dosis de insulina.

Cómo se administra la insulina:

  • Jeringuillas de un solo uso. Están graduadas en unidades internacionales cuyo valor va de cero a cuarenta (0 a 40).
  • Plumas de inyección de insulina: Es un dispositivo en forma de pluma que contiene un cartucho con insulina que cuando se acaba debe ser reemplazado por uno nuevo.
  • Jeringas precargadas: Es un aparato similar a las plumas pero que ya vienen cargados con insulina. Cuando se acaba la insulina se desecha la jeringa.

Se debe tener en cuenta es que la zona donde se inyecta la insulina influye en el nivel de glucosa en sangre. Se recomienda introducir la insulina pinchando en el abdomen, los brazos o muslos de las piernas. La insulina llega más rápidamente al torrente sanguíneo si se inyecta en el abdomen. Se recomienda aplicar el pincha en la misma zona variando unos dos centímetros el punto de aplicación de una vez a otra. Las zonas que se debe evitar pinchar por no ser tan efectivas son: la línea media del abdomen, ingle, ombligo o pliegues en la piel.

Ejercicio físico y dieta

El ejercicio físico y la dieta tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre en los pacientes con diabetes tipo 2 y evitar las complicaciones derivadas de esta enfermedad. De hecho se considera que que si lleva un dieta adecuada y un programa de ejercicios en muchos casos no sería necesaria la medicación.

Fármacos hipoglucemiantes por vía oral

Los fármacos hipoglucemiantes orales los toman aquellos pacientes de diabetes tipo 2 que no logran que bajen los valores de glucemia pese a seguir una dieta hacer ejercicio. Estos fármacos no tienen efecto en los pacientes con diabetes tipo 1.

  1. Tratamiento. Que tratamientos puede tener la enfermedad. Si el tratamiento es una intervención o puede generar otras consecuencias relativas cuidados (ejemplo: colostomía) u otras patologías explicarlo aquí.

Con el tiempo, tener demasiada glucosa en la sangre puede causar problemas de salud . Aunque la diabetes no tiene cura, puede tomar medidas para controlar su diabetes y mantenerse saludable.

Nuevas vías en el tratamiento de la diabetes

Como decíamos antes la diabetes afecta a mucha gente y los hábitos sedentarios junto a una mala alimentación hacen que haya cada vez más personas enfermas. Por ello también se realiza un esfuerzo adicional para descubrir formas de combatir la diabetes. Casos recientes en los últimos años son la cirugía metabólica para tratar la diabetes tipo 2 o los estudios que confirman los efectos beneficiosos de la silimarina en la regeneración de las células pancreáticas.

En el Club Cuidame os iremos informando de todas las novedades que surgen en el tratamiento de la diabetes.

Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies